Parches Evans se transforman en máscaras de protección por 18/05/2020

El equipo de ingeniería de D’Addario ha encontrado una manera de convertir los parches de batería Evans G2 en protectores faciales para los equipos médicos que luchan contra la pandemia de coronavirus.

Incluso antes de que D’Addario se viera obligada a cerrar su fábrica de cuerdas D’Addario y de parches de batería Evans en Nueva York (EEUU), la compañía ya había comenzado a crear una forma de usar su experiencia en ingeniería y fabricación para ayudar a aliviar la grave escasez de equipos de protección en la ciudad de Nueva York y para profesionales de la salud en todo Estados Unidos.

Dirigido por el director de innovación, Jim D ‘Addario, el equipo de ingeniería descubrió que podía fabricar protectores faciales utilizando la película transparente de sus populares parches Evans G2.

Trabajando día y noche, tres días después, el equipo tuvo su primer prototipo, y, dado que la compañía ya produce productos de fisioterapia bajo su marca Dynatomy, pudo trabajar rápidamente en soluciones de fabricación y distribución.

El plan es producir en masa el Dynatomy Face Shield (protector/escudo facial) en la fábrica de parches de batería Evans en Farmingdale, cerca de Nueva York, utilizando materiales fabricados en Estados Unidos.

“Llamamos a este proyecto Excelsior, de acuerdo con el lema del Estado de Nueva York, que significa ‘más elevado’, porque capturó la extraordinaria determinación y el espíritu de poder de nuestro pequeño equipo de ingenieros y diseñadores de productos», explicó John D’Addario III, CEO de la compañía, al sitio Longisland.com.

La producción comenzó a finales de abril con la idea de ir aumentando la capacidad de 100,000 protectores faciales por semana. En muchos sentidos, Dynatomy Face Shield está convirtiendo a D’Addario de una compañía de accesorios de música a una compañía de necesidades médicas.

“Nuestra intención es fabricar estos escudos durante el tiempo que sea necesario en Nueva York o en cualquier parte del mundo. Hemos observado los increíbles esfuerzos de nuestros profesionales de la salud y servicios esenciales en todo el planeta con gran admiración. Aunque no podemos igualar los inmensurables esfuerzos de estos héroes altruistas, sentimos una inmensa responsabilidad de hacer nuestra parte para superar la crisis generada por el COVID-19″, refuerza Jim D’Addario, director de innovación.

Con datos de Longisland.com