Bose transmitió emoción en la obra Novecento

Bose transmitió emoción en la obra Novecento

por 02/01/2020

Para el diseño de audio de Novecento se emplearon los altavoces S1 Pro y F1 Model 812 de Bose Professional.

La obra Novecento, que se presenta en el Teatro Milán, en Ciudad de México, se distingue por su escenografía e iluminación, haciendo que estos elementos sirvan como marco para destacar la actuación del mexicano Benny Ibarra, quien es acompañado por un diseño de audio, que llega a los oídos del público a través de un sistema de altavoces S1 Pro y F1 Model 812 de Bose Professional.

image

Novecento es una obra del italiano Alessandro Baricco, escrita en 1994. Se trata de un monólogo, situado en las primeras décadas del siglo XX, que narra la vida del personaje Dany Boodman T.D Lemon Novecento, un pianista que nació a bordo de un trasatlántico, que nunca ha pisado tierra firme y vive dedicado a su música.

El trompetista Tim Tooney, personaje que interpreta Benny Ibarra, es el encargado de contar la historia de Novecento, cuya trama se desarrolla entre los camarotes, el salón de primera clase, la cubierta y el cuarto de máquinas del mítico Virginia, así como en los muelles de diferentes ciudades en ambos lados del Atlántico.

El director teatral, Mauricio García Lozano es quien invita a Benny Ibarra a participar en Novecento, obra producida por la compañía Tercera Llamada. Benny Ibarra, quien también es cantante, letrista y productor musical, comenta que había compartió con Mauricio la idea de desarrollar un concepto de sonido envolvente para alguna obra, logrando finalmente llevar esta idea a cabo para Novecento.

“Vimos la oportunidad de hacer de Novecento una experiencia auditiva muy interesante, que fuera un híbrido entre sonidos realistas, como una tormenta o el sonido del muelle, y un guiño amoroso al mundo de las radionovelas, cuando la televisión no nos enganchaba aún y la gente escuchaba las historias que se contaban en la radio con efectos de sonido en vivo. Este concepto lo trajimos al teatro y el resultado ha sido sumamente emocionante”, explica Benny.

Durante la creación del concepto sónico de Novecento, Mauricio y Benny, incorporaron al músico y productor Vico Gutiérrez, quien les ayudó a definir las secuencias sonoras para cada escena. El proceso incluyó la investigación en librerías de audio para encontrar los sonidos más apegados al tiempo en que se desarrolla la historia, grabación de efectos y hasta la producción de la música que se escucha durante la obra. Las piezas musicales fueron interpretadas por los músicos de la Atlantic Jazz Band, una agrupación liderada por el baterista Pepe Damián.

Bose Professional entró en juego durante el diseño de sonido, cuando decidieron emplear una combinación de los sistemas portátiles S1 Pro y F1 Model 812. En toda la obra se emplean ocho canales de audio y en algunas escenas se llegan a utilizar hasta 48 pistas de manera simultánea, tan solo para generar una atmósfera concreta.

Para efectos de cobertura, el teatro se dividió en tres secciones. En la sección frontal, a cada lado del escenario se utiliza un sistema de altavoz de arreglo flexible F1 Model 812 en conjunto con un F1 Subwoofer, mientras que un tercer F1 Model 812 se encuentra suspendido en la parte central superior. La cobertura de esta sección se complementa con cuatro sistemas compactos S1 Pro, dos de ellos instalados en el techo por encima de las butacas. Por su parte, tanto en la zona posterior de la parte baja, como en el mezzanine, en la sección superior del teatro, se integraron otros ocho altavoces S1 Pro, cuatro en cada una.

Santiago Álvarez, con quien Benny ya había trabajado en teatro y durante sus recientes giras de conciertos, fue el ingeniero responsable de la operación de todo el sistema de audio, encargándose de programar en software todas las secuencias de sonidos para los ocho canales y de configurar el equipo de audio, micrófonos, consola, computadoras e interfaces que aseguran que todos los sonidos se reproducirán en el momento exacto en que la historia lo requiere.