Mitos y verdades sobre amplificadores a válvulas – Parte 1

Mitos y verdades sobre amplificadores a válvulas – Parte 1

por 25/03/2020

En esta serie de “Mitos y verdades” abordaremos todo sobre los amplificadores a válvulas – o de tubos. ¡No te pierdas la primera parte!

Poder escribir sobre amplificadores a válvulas (o de tubo) y electrónica de válvulas en general siempre es una gran oportunidad para compartir experiencias prácticas y teóricas con guitarristas y también con amantes de este mundo electrónico que sintetiza el mejor timbre de guitarra creado hasta hoy.

image

Internet ha abierto un abanico enorme de difusión de todo tipo de información: la correcta, la más o menos correcta y también la incorrecta, y hoy no hay nadie que no busque en Internet la respuesta a todo tipo de preguntas en cualquier segmento, sin excepción. Este enorme poder informativo de Internet siempre debe ser visto con cierta cautela, especialmente con respecto a la fuente y el origen de la información.

Inicialmente, la información técnica en Internet provenía invariablemente de un sitio web o página respaldada por un profesional del área y con mucho contenido interesante. En un segundo momento, gran parte de esta información se disipó en foros y redes sociales, saliendo de la mano del profesional técnico y pasando al frecuentador del foro o de la red, quien, por muy bien intencionado que sea, a menudo se olvida de incluir el “Creo que…» o «Escuché que…» o incluso «No estoy seguro pero…» en sus comentarios. Esto puede ser devastador para cualquiera que lea e interprete una opinión personal como una verdad absoluta.

Esta serie de artículos que comenzamos ahora siempre será cuidadosa e intentará filtrar toda la información que circula sobre amplificadores de válvulas en general, resaltar lo que es técnicamente correcto, completar información incompleta y corregir lo que está esencialmente mal. Para esto, dividiremos la columna en temas que se abordarán por separado pero que también están relacionados entre sí.

Mayor volumen

Quizás el mayor comentario que circula sobre los equipos de válvulas es que siempre suenan más fuerte, con mayor volumen, en comparación con un amplificador de transistores de la misma potencia. ¿Es eso cierto? ¿Por qué?

Para responder a esta pregunta es importante comprender qué es un espectro de frecuencia. No es más que la representación cuantitativa de cada frecuencia que constituye una señal eléctrica y también define lo que conocemos como timbre. El espectro de frecuencia también está relacionado con la energía que contiene una señal: cuanto más amplio es el espectro, más energía contiene esa señal.

Pero, ¿por qué habría una diferencia en el timbre o la energía si la señal tiene la misma fuente de sonido, que es la guitarra, que se inyecta en los 2 tipos de amplificadores, el de transistor y el de tubo?

Ningún sistema de amplificación es 100% libre de distorsión. Pasar cualquier señal eléctrica a través de un amplificador es amplificar y distorsionar la señal al mismo tiempo. La diferencia es el tipo y la cantidad de distorsión, pero todos sin excepción distorsionan.

Exactamente la diferencia en el tipo de distorsión es lo que responde a toda esta pregunta de volumen. En el amplificador de válvulas para guitarra, la preocupación nunca ha sido y nunca será crear circuitos con bajos niveles de distorsión, por el contrario, ellos son los más distorsionados con tasas muy altas de alrededor del 10% incluso cuando se habla de timbre limpio mientras los amplificadores de estado sólido o transistorizados tienen distorsión armónica en el rango de milésimas de 1% para nombrar a los más fieles. Los de guitarra un poco más.

Distorsionar es generar armónicos. Los armónicos son frecuencias múltiples de la frecuencia fundamental, la nota que la guitarra emitió. El amplificador genera múltiples frecuencias de la frecuencia fundamental dentro de su circuito, las válvulas generan, los transistores también generan y de esta manera el espectro de frecuencia se amplía, haciendo que esta señal sea más potente o más energizada, por así decirlo.

La forma en que la válvula hace que este tipo de distorsión genere armónicos de un orden par mayoritariamente y en mayor cantidad hace que el sonido del amplificador a válvulas sea más potente porque contiene una señal de espectro más rica, más amplia y, en consecuencia, nos da la sensación distintiva de mayor volumen.

También vale la pena mencionar que cualquier tipo de comparación de volumen directa entre el de tubo y el de transistor sólo se puede tener en cuenta si se realiza en las mismas condiciones, es decir, conectado en la misma caja, el mismo altavoz, usando la misma guitarra y preferiblemente con el mismo guitarrista. Cualquier cosa fuera de esta condición lleva la prueba a la desigualdad de comparación.

La calidad del altavoz

Otra consideración importante es la calidad del altavoz utilizado. El amplificador de tubo es de la más alta calidad que existe, la mayoría de ellos destinada a uso profesional y, por esta razón, generalmente son construidos con los mejores altavoces, los más sensibles y con el rango más amplio de frecuencias (espectro), la mejor respuesta. Esta diferencia de calidad también es crucial en la comparación con los amplificadores de transistores cuando el guitarrista compara su antiguo transistor de guerra con la nueva válvula.

Este texto no tiene la intención de terminar este asunto, por el contrario, muestra una síntesis de lo que sucede en la práctica y siempre estoy abierto a opiniones complementarias y en desacuerdo de cualquier persona. Lo importante es plantear los temas que se debatirán y no tratar ningún tipo de cobertura de un tema determinado como una verdad absoluta.

En el siguiente texto hablaremos sobre watts, decibeles, volumen y calidad de timbre del amplificador de válvulas. ¡Hasta la próxima!

 

Autor: Paulo Acedo

Paulo Acedo es ingeniero eléctrico graduado de la FEI, técnico electrónico graduado de ETFSP y guitarrista en su tiempo libre. Ha trabajado con electrónica orientada a la música desde 1983 y con circuitos y amplificadores de tubos desde 1993, además de ser propietario de AcedoAudio, empresa brasileña fabricante de amplificadores a válvulas.