El foco de SGM en el desarrollo de productos LED

El foco de SGM en el desarrollo de productos LED

por 10/05/2019

Mejores procesos, estudio detallado de la tecnología LED, nuevos productos y tendencias. Vea más en esta entrevista.

Desde hace años, la empresa SGM centra su trabajo en la producción de aparatos LED y el estudio de esa tecnología le ha permitido tener productos cada vez más especializados para diferentes segmentos del mercado.
Ben Díaz, quien antes se encargaba del mercado sudamericano, ahora es manager de producto en SGM y cuenta varios detalles interesantes en esta entrevista.

M&M: ¿Qué tendencias están percibiendo desde SGM en el desarrollo de aparatos de iluminación?
Ben: Considero que el mercado de la iluminación se está moviendo cada vez más hacia parámetros tecnológicos, en lugar de centrarse exclusivamente en el efectismo o la renovación constante de productos. Hemos migrado desde las perspectivas iniciales allá por los años 1970, cuando todo era nuevo y lleno de posibilidades, a una situación en la que la premisa fundamental es hacer que nuestra industria sea sostenible, sólida, adaptable. Ahí es donde la tecnología de alto nivel tiene peso, y donde SGM quiere estar. Me parece una etapa realmente fascinante. Por primera vez en la historia, todos en el mundo de la iluminación se están dando cuenta de la importancia de fabricar aparatos sobre tecnologías bien diseñadas, preparados para las necesidades reales de un mercado que cambia constantemente. Nos sentimos cómodos en ese ambiente de innovación y detalle.

M&M: ¿Ha cambiado algo en la línea de producción, maquinarias, etc. de SGM en los últimos años que puedas destacar?
Ben: Somos una empresa bastante moderna en ese sentido, ya que nuestro sistema de producción es completamente modular y nuestros operadores están entrenados para desarrollar múltiples tareas de producción en función de las necesidades. A SGM le encanta el equilibrio entre la dedicación humana y la exactitud robótica. Hemos invertido en máquinas de gran precisión para tareas de sellado específicas, y cada vez usamos más la impresión 3D para el prototipado. Hemos añadido más máquinas de testado en nuestros procesos, porque nos interesa especialmente predecir qué puede salir mal en el futuro. Estudiamos cada vez más el comportamiento de los LEDs y componentes que montamos sobre nuestras luminarias, y contamos con más túneles de calibración en las líneas de montaje para reducir tiempos y asegurar el perfecto funciona-miento de nuestros algoritmos en el color.

M&M: La empresa se ha enfocado principalmente en el uso de tecnología LED. ¿Cuáles han sido los avances o cambios en esa tecnología en los últimos años?
Ben: Para nosotros, el estudio del LED es fundamental, ya que no producimos ningún otro tipo de fuente de luz. Dedicamos mucho tiempo a investigar la incidencia del calor sobre el LED, así como su manipulación precisa. Nos interesa hacer que el LED sea cada vez más controlable y más eficiente, y creemos que la clave está en la gestión térmica, la selección en base a parámetros fiables y el desarrollo de software. Como avance del LED en sí, yo destacaría el hecho de que los LEDs blancos son cada vez más potentes y más fiables, y por lo tanto, más interesantes.

M&M: ¿La empresa continúa fabricando todo en Dinamarca o han dado el paso hacia China?
Ben: Seguimos diseñando y fabricando todo en Dinamarca, sí. Mantenemos todo el control sobre piezas y ensamblaje, lo que nos permite elevar continuamente los estándares, ofrecer excelentes tiempos de entrega sin reducir los procesos de calidad, y no depender de compañías externas. La eficiencia y el diseño funcional está en el ADN de este país. Existe un gran sentido de la independencia y eso permite que nuestros empleados ofrezcan un enorme rendimiento así como un gran interés por mejorar cada proceso. Aprendemos de nuestra gente cada día, ya que los departamentos de producción y desarrollo están estrechamente relacionados. Todos estos factores son muy valiosos para SGM, y dependen de que los productos se diseñen y construyan en el mismo lugar.

M&M: ¿Qué productos de SGM están siendo más vendidos en todo el mundo?
Ben: Nuestras ventas de P-10, Q-10 y P-6 se han disparado. Los usuarios tradicionales de SGM han entendido sus posibilidades desde el primer día gracias al impacto del P-5 y el Q-7 en el mercado, y a los nuevos usuarios les encanta que tengan tanto punch y versatilidad. Nuestras cabezas móviles G-Spot y G-Profile Turbo siguen vendiéndose de manera excelente, y estamos viendo cada vez más pedidos de G-4 Wash desde el mundo broadcast. Pero sin duda, nuestro catálogo POI está marcando la diferencia. Cada vez somos más populares en el segmento arquitectónico y eso se nota.

M&M: ¿Cuáles han sido los últimos lanzamientos de la empresa?
Ben: Hemos entrado en producción con el G-7 Spot recientemente, y ha sido un gran desafío para nosotros ya que estamos implementando tecnologías completamente diferentes a otras cabezas móviles que tenemos en catálogo. El G-4 Wash Motorized Barndoors ha sido nuestro gran lanzamiento para entornos televisivos y teatrales, y nuestras VPL han impactado con fuerza en instalaciones como fachadas interactivas, casinos o cruceros. Y cómo no, el P-6, un wash que a juzgar por las ventas está llamado a ser nuestra gran punta de lanza en los próximos años.

M&M: ¿Puedes adelantar en qué están trabajando? ¿Se viene algo nuevo?
Ben: Acabamos de presentar en Prolight+Sound una cabeza móvil que es distinta a cualquier otra cosa que hayamos hecho antes. Se ha enseñado como prototipo, así que no puedo confirmar al cien por cien su nombre definitivo o sus especificaciones. Pero hablamos de un proyector móvil que combina un haz de extrema coherencia y largo alcance con un potentísimo estrobo-cegador. No hablamos de un híbrido, sino algo más allá. Este producto no emula distintos ángulos de haz o aplicaciones; cuenta literalmente con dos fuentes de luz completamente distintas montadas sobre un mismo aparato. La mejor manera de imaginarse lo que puede hacer es pensar en un reflector parabólico de gran apertura capaz de generar distintos efectos sobre un beam concentrado de gran contraste. Si a eso le sumas un estrobo en el centro del reflector, con la misma potencia y ángulo que dos Q-7 pero en un espacio cuatro veces más reducido… Entonces hablamos de un efecto completamente distinto a cualquier cosa que se haya visto hasta ahora. Se llama provisionalmente “G-7 Beam” y estamos seguros de que dará mucho que hablar.

M&M: ¿Hacia dónde crees que va el futuro de la iluminación?
Ben: Bueno, nosotros seguimos insistiendo en la fiabilidad de los aparatos y el tiempo nos ha dado la razón. Cuando SGM hablaba de luminarias IP65 en 2011, no todos entendían su función. Hoy nadie habla de otra cosa. En los últimos dos años hemos lleva-do el estándar hasta el IP66 y hemos inventado y desarrollado el concepto del deshumidificador electromecánico, que a nuestro entender tiene tanta importancia para la iluminación como la invención de la tecnología LED aplicada. Vemos el futuro de la iluminación centrada en reducir los consumos, aumentar las eficiencias y optimizar la gestión térmica. Por fortuna, llevamos estudiando estos procesos desde el año 2009.

M&M: ¿Y las pantallas LED?
Ben: Creemos que la convergencia entre luz y video es prácticamente inevitable. Es algo que se puede ver claramente en la proliferación de instalaciones lumínicas en las que el pixel mapping o la integración de imágenes cobra gran importancia. Nos parece que también en esta dirección la fiabilidad de los sistemas va a jugar un papel capital. Hemos diseñado nuestros VPL para ello, y también para ser capaces de reproducir fuentes de video, generadores de efectos y parámetros de iluminación bajo un mismo sistema modular. Va a ser interesante ver hacia dónde nos lleva el desarrollo de estas tecnologías.

DSC

Ben Díaz, manager de producto

Comentarios