Cómo la tecnología puede impulsar los negocios durante y después de la pandemia

Cómo la tecnología puede impulsar los negocios durante y después de la pandemia

por 03/08/2020

Para las empresas, es el momento adecuado para buscar soluciones prácticas que impulsen los negocios con asertividad y eficiencia.

Con la pandemia de coronavirus impactando la vida alrededor del planeta, ha sido bastante común encontrar varios análisis sobre la «nueva normalidad». Pero seamos honestos: en tiempos dinámicos como hoy, hacer predicciones sobre el mañana puede ser una misión desafiante. Esto no significa, por supuesto, que la mejor actitud sea esperar. Al contrario. Para las empresas, es el momento adecuado para buscar soluciones prácticas que impulsen los negocios con asertividad y eficiencia.

En este escenario, la tecnología es fundamental para generar valor en las organizaciones. Dado que las demandas de distanciamiento social cobran importancia para el mantenimiento de las actividades y la sostenibilidad de los negocios, se recomienda invertir en herramientas que permitan una mayor seguridad (para todos los públicos) y la previsibilidad de las operaciones.

Especialmente porque, aunque es difícil imaginar el futuro, algunas reglas de oro para el éxito ya están vigentes incluso antes del final de la pandemia. Estamos hablando de puntos como ofrecer siempre la mejor experiencia a los clientes, aprovechar la agilidad, mejorar la toma de decisiones y aumentar la visibilidad de los costos.

Otro elemento a observar es el cambio en las formas de trabajar. Según estudios recientes, la expectativa es que casi la mitad de los trabajadores en áreas consideradas internas, como recursos humanos, por ejemplo, tendrán al menos parte de sus horas de trabajo en el formato de Home Office. Además, se espera que el aislamiento social y la necesidad de reducir los gastos también afecten las líneas de producción, cambiando la disposición de los profesionales e incluso la forma en que realizan las tareas manuales.

Por lo tanto, es necesario adoptar soluciones para optimizar la inteligencia de las fábricas y oficinas, asegurando una mayor eficiencia en los procesos y una vista completa de los datos. ¿Cómo hacer eso? Fomentando la automatización, con nuevas herramientas que realmente permiten a las empresas mejorar su rutina.

Piensa en cómo se verá un call center en los nuevos tiempos. En lugar de máquinas y operadores asignados en un espacio, ¿por qué no confiar en la automatización y la Inteligencia Artificial para agilizar el servicio y reducir las aglomeraciones? Lo que solía ser una tendencia antes de la pandemia, ahora parece absolutamente esencial. Si nos estábamos acostumbrando a hablar con los asistentes virtuales para hacer nuestras solicitudes, ahora no hay duda de que ésta es una manera eficiente de anticipar respuestas y mejorar la experiencia de los consumidores en los canales de servicio más diversos.

Pero es posible y necesario ir más allá. Las ganancias de este tipo de tecnología no se limitan a llamadas telefónicas o chatbots. Existen numerosas oportunidades para utilizar los conceptos de Automatización robótica de procesos (RPA – Robotic Process Automation) y Aprendizaje automático (ML – Machine Learning) para simplificar las operaciones cotidianas. Estos recursos pueden ser muy útiles para eliminar procesos manuales costosos, agregando autonomía y confiabilidad a los equipos como un todo.

La implementación de la automatización es el mejor ejemplo de cómo la tecnología puede mejorar el trabajo de las personas. La adopción de estos servicios ayuda a redirigir los talentos profesionales a actividades estratégicas, optimiza la gestión de horarios y mejora la entrega de líneas de producción. En otras palabras, invertir en innovación ayuda a que las organizaciones sean competitivas y estén preparadas para satisfacer las demandas que surgirán en este momento de crisis.

Las empresas necesitan urgentemente hacer más, gastando menos. Esto sólo será posible con la promoción de estrategias inteligentes, que permitan el uso máximo de la capacidad productiva de las empresas. Es necesario estar preparado para aprovechar las oportunidades disponibles, sin dar ninguna oportunidad de desperdiciar. La eficiencia y la agilidad no pueden considerarse diferenciales: son exigencias que determinarán quién sobrevivirá para contar lo que, en el futuro, llamaremos de normalidad.

*Por Sandra Maura, CEO de TOPMIND

Imagen principal: 305SocialMedia.com / wilsonalvarez.com

image