Cómo cuidar de tus guitarras

Cómo cuidar de tus guitarras

por 20/10/2006

La falta o el exceso de humedad pueden ser grandes enemigos de las guitarras en su tienda. Mantenga sus productos bien almacenados, en condiciones adecuadas, aumentando así su vida útil. El consumidor se lo va a agradecer

Una comprensión mas profunda de la humedad y de como ésta afecta la vida de las guitarras es esencial para los comerciantes, dueños de tiendas. Las guitarras están hechas de madera, una materia prima orgánica muy sensible a las variaciones del tiempo.
Muchos fabricantes y luthiers de alta calidad controlan de forma contínua el nivel seguro de la humedad en sus stocks. Es importante alertar a los revendedores de guitarras sobre este aspecto, ya que la vida útil de su stock de guitarras acústicas puede reducirse si la humedad de la tienda baja o sube excesivamente.
El control de la humedad tiene un costo relativamente alto, pero es eficaz. Al principio, usted puede preguntarse si vale la pena invertir en esto.
Tenga en mente que es posible experimentar un volúmen de ventas mayor si los instrumentos están en condiciones adecuadas de almacenamiento en el stock de su tienda.
Son pocos los minoristas que controlan la humedad, pero el hecho es que se nota una reducción sensible en la necesidad de llamar a los fabricantes o a los servicios de mantenimiento de sus guitarras y guitarras eléctricas y, de este modo, el dinero no queda “preso” en la inversión de instrumentos de lujo, por ejemplo.

¿Cómo afecta la humedad relativa a las guitarras?

Todo organismo de sustancia porosa, como la madera, tiene la tendencia de igualarse al aire, tanto en temperatura como en humedad. Si usted expone un instrumento en un lugar seco, va a permanecer seco; en cambio, en un lugar húmedo, esa humedad acabará penetrando en el instrumento.

Para la preservación efectiva de objetos tales como las guitarras , una tasa de humedad relativa del aire de 50% es la ideal. Pero el instrumento sale de un lugar con las condiciones adecuadas y no siempre va a otro igual. Imagine un instrumento que es traído de Europa, con temperaturas negativas, a Ceará o a Brasília, donde el clima es extremadamente seco. En esos casos, lo ideal sería que el instrumento recorriese fases intermedias y no sufriese un traslado brusco de temperatura, que puede causar rajaduras en la madera.

Exceso de humedad

Las guitarras expuestas a ambientes muy húmedos tienden a hincharse. Cuando llegan a su límite, las partes comienzan a separarse, los puentes se despegan y su eficiencia se ve comprometida. Usted puede mejorar el problema con un deshumidificador o, en época de verano, cuando el exterior está húmedo, usted climatiza su tienda con aire acondicionado. En algunas áreas, un deshumidificador adicional puede requerirse, y hay variedades desecantes y refrigerantes.

Baja humedad

Ocurre cuando la guitarra demora en secarse y la madera se va encogiendo lentamente; las maderas de la caja se reducen, atrayendo a las cuerdas junto con ellas. Si no fuera posible evitar esa situación, comienzan a aparecer rajaduras en la madera .

¿Cuál es la salida entonces? El uso de un humidificador. El mayor problema es determinar el nivel de humedad que usted deberá proporcionar al ambiente. Para eso, va a necesitar un higrómetro para medir la humedad. Esos aparatos se presentan en varias escalas de precios. Vale recordar que los modelos mas baratos sacrifican la exactitud. Para las tiendas grandes, con un extenso inventario, un monitor profesional de humedad es lo más apropriado.

¿Qué es lo que usted puede hacer?

Las guitarras reflejarán el índice de humedad impropio con síntomas. Recuerde: no porque una guitarra no se haya rajado todavía, significa que está en buenas condiciones de almacenamiento.
Use la tabla que sigue para determinar la condición de sus guitarras. Permanecer atento al stock en lo referente a la humedad relativa significa mantener sus productos en perfecta forma y dotarlos de una larga vida.

Las ventajas de la prevención

Música & Mercado identificó los porcentajes de humedad y como puede averiar su stock de guitarras

60% de humedad relativa o más

Los síntomas típicos son trastes y cuerdas oscuras, corrosión del níquel, materiales de cromo o de oro oxidados, hinchazón de las maderas de la caja y de otros componentes de madera y debilitamiento de los puentes.

50% de humedad relativa

Todos las guitarras almacenadas en esas condiciones generalmente mantienen su buen estado.

40% de humedad relativa

Las guitarras pueden comenzar a mostrar las extremidades de los trastes como sobrando. El área del espejo de la escala que se extiende sobre el cuerpo puede desarrollar hacia abajo una rajadura pequeña entre 12º o 14º de traste en dirección a la boca de la guitarra.

35% de humedad relativa

Las maderas de la caja comienzan a encogerse; la superfície puede resecarse. Las extremidades afiladas y sobrantes de los trastes se harán más evidentes. Los instrumentos que llegan solamente como muestra en el stock pueden no presentar esos síntomas si no se ven expuestos por más tiempo a ese ambiente, porque van a sentir los efectos de la poca humedad más que el stock que está hace ya un mes o tiene más tiempo de almacenado.

30% de humedad relativa

Una guitarra o dos se pueden rajar, pero aún aquellas que no se hayan rajado perderán una considerable cantidad de humedad y de las maderas malgastadas. En general, un rastrillo más elevado se hace necesario para volver utilizable al instrumento.

25% de humedad relativa

Las guitarras se pueden rajar y los trastes exigirán más cuidados. El propietario de la tienda, en esas condiciones, llamará frecuentemente a los fabricantes para contarles que los instrumentos presentan problemas.

Comentarios