Bajos y guitarras eléctricas handmade en Tangente Instrumentos

Bajos y guitarras eléctricas handmade en Tangente Instrumentos

por 11/06/2019

Un hobbie que terminó en profesión y la creación de una interesante serie de instrumentos hechos a mano. Así comienza la historia de Tangente Instrumentos desde Argentina.

Desde enero de 2016, la argentina Tangente Instrumentos se enfoca en la fabricación artesanal de bajos y guitarras eléctricas, especialmente en los instrumentos multiescala (fanned frets).

Todo comenzó cuando Matias Catueño, fundador y director de la empresa, finalizó la fabricación de su primer instrumento (un bajo de 4 cuerdas) en un curso de luthería. “Descubrí un canal donde podía volcar mis pasiones y conocimientos. En ese momento decidí darle un nombre y una identidad propia a este proyecto, que comenzó como un hobbie para luego convertirse en un oficio”, cuenta.

Tiempo después, en 2018, se sumó al proyecto Raúl Catueño, su padre, como asistente y son ellos dos quienes se encuentran por detrás de la magia creadora de los instrumentos.

Matías explica: “Como además soy músico, estaba en contacto con muchos colegas guitarristas y bajistas que apreciaban mis diseños, y fueron ellos que me dieron el empuje para apostar en este emprendimiento”.

Taller en Buenos Aires

Tangente Instrumentos empezó trabajando en una vieja carpintería de barrio pero más recientemente la empresa se mudó a un espacio de taller propio en Capital Federal, Buenos Aires.

Matías explica: “La gran mayoría de los trabajos los hacemos con herramientas manuales. En los últimos instrumentos incorporamos tecnología láser y CNC para ciertas partes del proceso, pero sin perder nuestra impronta artesanal”.

“El diseño lo genero desde cero en un software 3D. De esta forma, puedo mostrarle al cliente una imagen de cómo va a quedar su instrumento terminado, con la mayor fideli-dad posible. Una vez acordado esto, comenzamos partiendo de la madera en bruto, aplicando las plantillas generadas desde el modelo 3D para lograr la forma final. Luego comienza la etapa de refinamiento de los detalles, la preparación del instrumento para pintura, el ensamblado y testeo final”, detalla.

La empresa cuenta actualmente con una línea de modelos de bajo llamada “Domino”, pero “nos caracterizamos por hacer diseños únicos para cada cliente. El objetivo má-ximo es plasmar en el instrumento la propia esencia de cada intérprete”.

Siempre que es posible, en la empresa priorizan el uso de maderas y componentes de origen nacional. “Tenemos la fortuna de contar con maderas de gran calidad y belleza, como Guayubirá, Lenga, Curupay o Lapacho, entre otras. En materia de componentes, utilizamos micrófonos y electrónica nacional de reconocida trayectoria, como Mazzarino, Sonus, DS, Bassalto, entre otras”, explicó.

También hay elementos que no son fabricados localmente y son importados, pero siempre usando componentes reconocidos en la industria por su calidad.

Tendencias

Matías dijo que actualmente los clientes están más interesados en la posibilidad de customizar su instrumento y tener un modelo único. “La posibilidad del instrumento multiescala es atractiva y novedosa también, y los que lo han probado se sorprenden por la comodidad y naturalidad al tocar”, enfatizó. Hasta ahora la mayor parte de los instrumentos eran creados a pedido, pero a partir de este año la empresa ya está pensando en crear un stock permanente para una venta más rápida de instrumentos.

«Hoy en día realizamos venta directa, promocionando nuestros productos a través de las redes sociales”, dijo. “Un detalle que nos diferencia es que sabemos escuchar e interpretar lo que quiere el cliente. Somos exigentes con los resultados, y no tememos tomar riesgos para lograr lo que buscamos. Buscamos lograr un diferencial en cada paso del proceso, para que al final no sea un instrumento más, sino que tenga una identidad propia».
Además de esta destacada atención a los deseos de los músicos y los detalles en la fabricación de cada instrumento, algo valioso es el precio atractivo para adquirir una de sus obras de arte, especialmente para el segmento de músicos exigentes que buscan diseño y calidad.

“Uno de nuestros últimos modelos se llama AE. Es una guitarra multiescala de 7 cuerdas, con micrófonos Sonus, hechos a medida para este modelo, y hardware Hipshot. Se grabó a láser un patrón en la tapa del cuerpo de la guitarra, y luego se rellenó con resina blanca, logrando un efecto óptico 3D”, contó.

Actualmente la empresa cuenta con dos modelos más para pronta entrega: Zen, que es un bajo multiescala de 4 cuerdas, y Weaves, un bajo multiescala de 5 cuerdas, «con una tapa en rompecabezas muy innovadora”.
Tangente demuestra el potencial y crecimiento de los fabricantes argentinos de instrumentos musicales y equipamiento de audio, que no paran de sorprendernos con su calidad y profesionalismo. “Si bien el contexto socio-político es muy difícil, la calidad e innovación de los fabricantes nacionales es notable, y cada vez más gente apuesta en instrumentos y productos nacionales.

¿Qué sigue? El plan de la empresa será continuar lanzando diseños propios, y seguir explorando nuevos materiales y técnicas de fabricación.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios