50 años de Musical Cedar

50 años de Musical Cedar

por 01/08/2019

Musical Cedar celebra sus cinco décadas con una rica historia en el mercado colombiano, desde fabricación propia, la distribución de marcas internacionales, numerosas tiendas y la fuerza de toda la familia.

La historia de Musical Cedar en el mercado colombiano comenzó cuando el señor César Arteaga Guerrero, quien en ese momento era tambor mayor del ejército, se enfrentaba a la necesidad de reparar los instrumentos de la banda marcial en la que actuaba. Así se unió a un colega de la banda y se convirtieron en pioneros en la fabricación y reparación de instrumentos musicales de bandas marciales en el país. Con el paso del tiempo uno de sus hijos, César Darío Arteaga Vélez, se independizó y empieza en 1969 la historia de Musical Cedar.

Con su visión, ganas y, en compañía de diferentes personas en el transcurrir de la historia, César Darío Arteaga Vélez ha dirigido la empresa con mucho éxito. Inicialmente fue acompañado por su hermano Mario en la fabricación de bandas marciales. Luego ingresaron a la parte administrativa sus hermanos Humberto – su mano derecha en la parte administrativa – y Jorge – dando apoyo comercial en uno de sus puntos de venta. Con la expansión de la empresa ingresaron sus hijos, inicialmente César y luego John Alexander. El primero ha estado en diferentes etapas de la empresa y actualmente ejerce como gerente comercial y el segundo ha sido su apoyo hace aproximadamente 15 años y quien le ha ayudado con su visión y liderazgo a consolidar la empresa en lo que es actualmente.
En diferentes momentos, también han hecho parte de la empresa, sobrinos y todo tipo de familiares, lo que ha desatado diferentes escenarios que pusieron a prueba la empresa y la familia.

Hoy, con 130 empleados, una numerosa red de tiendas, productos de fabricación propia y distribución de grandes marcas internacionales, la empresa es una de las más representativas del país.

En esta entrevista uno de los hijos de Don César, César Augusto Arteaga Gallego, actual gerente comercial de Musical Cedar, cuenta más sobre el funcionamiento de esta reconocida y exitosa empresa familiar.

M&M: ¿Qué ventajas y desventajas podrías destacar sobre trabajar en una empresa familiar?
César: Las empresas familiares abarcan un sinnúmero de complejidades, pero es sin duda un universo lleno de grandes retos, compromisos, metas y objetivos en común para una familia. Bajo el liderato de sus fundadores y su posterior sucesión se garantiza un gobierno corporativo que permitirá la durabilidad de cualquier empresa de familia. Puedo citar algunas ventajas y desventajas de nuestra empresa de familia, que estoy seguro no difiere de la mayoría de este tipo de empresas.

Como ventajas enumeraría:
-Generador de unión familiar, esto es un motor para mantener las familias unidas.
-Fuente de primer trabajo para muchos integrantes de familia, tengan o no las condiciones para hacer su trabajo.
-Se generan empresas de servicios o de productos dentro de la familia para suplir mercado que atiende la empresa. Por ejemplo, Jorge Arteaga, hace un producto especial para las correas de lira; John Alexander tiene una empresa que le suple todos los estuches que se comercializan en los puntos de venta; Rosa Arteaga hacía kepis y boinas para banda marcial; Mario Arteaga fabricó entorchados para instrumentos de banda marcial.
-Flexibilidad horaria para estudiar y permisos.
-Confianza al saber que tu familia está involucrada en el manejo del recurso económico y quién mejor para cuidar el mismo.
Algunas desventajas:
-No se aprende a separar el rol dentro de la empresa con el de la familia. Por ser de la familia los integrantes muchas veces nos sentimos con la autoridad para no estar de acuerdo con los direccionamientos de la gerencia o de la presidencia de la compañía.
-No se le puede exigir de la misma manera a integrantes de la familia que a un emplea-do común. Cuando se exige y pide resultados o que se cumpla la norma, es un motivo de desunión.
-Los problemas de trabajo muchas veces se vuelven problemas de familia o viceversa.
-Los dueños casi siempre sacrifican su tiempo libre y de familia por estar pendiente de la empresa.

M&M: ¿Qué significa para Uds. continuar con el trabajo que Don César Arteaga comenzó hace más de 50 años?
César: Actualmente nuestro padre sigue siendo el director de la orquesta, quien da el visto bueno en situaciones que la gerencia general considere que sus atribuciones no les permiten tomar alguna decisión. Igualmente dirige su mayor pasión que es la producción, que pese a estar muy menguada por el suceso infortunado que tuvimos el 6 de septiembre de 2018, con el incendio total de toda nuestra bodega principal y fábrica, ha empezado a retomar la fabricación de productos de alta rotación, como son las liras, platillos y golpeadores de bombo, entre otras cosas, y resolviendo aún si se retoma toda la fabricación de los más de 200 productos que se fabricaban.

La sucesión aún no se ha llevado a cabo. Pese a que nuestro padre ha querido hacerla, le da temor que sus hijos acaben su legado de más de 50 años. Es una dura realidad para nosotros como sucesores, pero sin duda se convierte en un reto mucho mayor, que estamos seguros lo tomaremos con mucha responsabilidad, seriedad y conservando la prudencia y visión que nuestro padre ha tenido durante este tiempo, con el único propósito de conservar el patrimonio familiar y el sustento de más de 120 familias.

M&M: ¿Cómo ha cambiado la forma de comercializar productos en Colombia en estas décadas?
El comercio como tal de instrumentos ha tenido varios cambios significativos. Por un lado, la comercialización a instituciones gubernamentales pasó de ser procesos directos “institución–comercio” a licitaciones y procesos por subasta que ha traído un sinnúmero de competidores, no sólo de nuestro sector sino de comercializadores que venden cualquier tipo de artículo.

También el ingreso de nuevos competidores internacionales, grupos comerciales de Estados Unidos, Venezuela, Chile, Argentina, indudablemente hace más competido el mercado y obliga día a día a hacer las cosas mejor para competir en nuestro mercado.

Por otro lado, con el boom del e-commerce y mercadeo digital han surgido todo tipo de competidores, algunos muy estructurados como son almacenes de grandes superficies que manejan el modelo digital muy bien, como Fallabella, Éxito.com, Mercado libre y otros que, con sus redes sociales, venden para subsistir, lo que afecta de alguna manera los mercados tradicionales.

Igualmente el fortalecimiento por parte de la competencia de sus tiendas virtuales permite tener una mayor dinámica al sector, sin embargo aún falta mucho por desarrollarse en este canal, más por un tema de bancarización, tarjetización y cultura de compra que por tendencia, la cual está clara y a la cual todos, de una u otra forma, estamos apuntando.

M&M: ¿Cómo se han preparado los gerentes de la empresa para las necesidades de la “nueva era” administrativa y comercial?
César: Los retos y objetivos trazados en la empresa han llevado a que sus directivos se hayan preocupado en formarse para dirigir de una mejor manera la empresa. Sus principales directivos son verdaderos profesionales en su campo, con títulos universitarios, y continúan actualizándose o sumando más conocimiento constantemente. También continuamente nos estamos asesorando con expertos en diferentes temas como financiero, tributario, legal y administrativo, lo que nos ayuda a direccionar la empresa con las mejores prácticas corporativas.

EL COMERCIO

M&M: ¿Qué nos puedes contar sobre las actividades de la empresa en los años más recientes?
César: Muchas cosas. Hace aproximadamente 8 años le suministramos productos fabricados en nuestra empresa a una de las empresas más importantes de percusión del mundo. Igualmente exportamos productos de banda marcial a Centroamérica (Costa Rica, Honduras y Panamá), Ecuador y Perú. En los años más recientes hemos abierto operaciones en varias ciudades, como Bucaramanga, una sede adicional en Pereira en el centro comercial Unicentro y en Medellín en el Centro comercial Premium Plaza. En 2018, adquirimos la página web www.themusic-site.com, y también incorporamos marcas importantes, como todas las del Grupo Buffet Crampon (Buffet, Besson, Schreiber, Antoine Courtois, Melton Meinl, Powell, B&S, entre otras), Ernie Ball, Elixir, Orange, Zoom y actualmente hemos tomado la marca de guitarras Godin.

M&M: ¿Cómo es el trabajo y organización en los 14 puntos de venta que tiene la empresa?
César: Cuando se empieza a crecer, los problemas de la organización y control son el mayor reto que asume cualquier organización. En Centro Musical “Musical Cedar”, el transcurrir de los años ha permitido tener los controles y la logística mucho más definidos.

Sin duda es muy importante el recurso humano, los administradores y su grupo comercial, que son responsables por el inventario y todo lo que suceda dentro de cada almacén. Contamos también con un sistema administrativo que permite tener todo parametrizado y controlado, se exige que cualquier movimiento de mercancía y contable debe quedar soportado documentalmente generado por el sistema.

El trabajo de bodega y logística es clave: recibe, organiza y despacha la mercancía de todos los canales.
La auditoría continuamente está realizando inventarios periódicos de cada uno de los puntos de venta, así mismo se revisa el informe diario que envían todos los puntos de venta al área contable. Respecto a eso, todos los administradores diariamente deben enviar un informe vía internet en el cual se visualiza todo el movimiento comercial y contable. Igualmente cada 10 días deben enviar un informe físico, donde esté todo el soporte del movimiento comercial y contable.

M&M: ¿Esos puntos de venta pertenecen a la empresa?
César: Tenemos 14 puntos de venta propios, la mayoría son alquilados y unos cuatro de los locales pertenecen a la empresa. Además operamos ocho concesiones dentro de los almacenes Flamingo. Los puntos de venta están ubicados en Medellín (8 puntos), Cali (1 punto), Pereira (2 puntos), Bogotá (2 puntos), Bucaramanga (1 punto), y con Flamingo cubrimos algunas otras ciudades intermedias como Armenia, Sincelejo, adicional de algunas en Medellín. El surtido es el mismo para todas las tiendas propias, sin embargo en Flamingo se tiene un portafolio más reducido.

M&M: ¿Y los productos que Uds. fabrican? ¿Dónde son hechos?
César: Después del incendio, apenas se está reactivando. Hace dos meses retomamos la fabricación de algunos productos que tradicionalmente por más de 50 años fabricábamos. Estamos haciendo platillos, macetas, liras, correas, bastones y güiros, todos con la marca MC Cedar. Actualmente tenemos la producción en la bodega principal de la empresa, en Sabaneta Antioquia, en la cual hay ocho personas retomando la fabricación de los productos que mencioné anteriormente. Actualmente tenemos pedidos pendientes por despachar a Centroamérica y Panamá.

MERCADO COLOMBIANO

M&M: ¿Cómo ves la situación actual del mercado de instrumentos y audio colombiano?
César: Nuestro mercado no es ajeno a las dificultades que afrontan todas las economías de Sudamérica, impulsadas por la inestabilidad política que genera incertidumbre en los mercados de capitales y afecta directamente a nuestro sector. El mercado de instrumentos musicales es un mercado que depende mucho de los recursos destinados por el gobierno a la cultura en el rubro de música, el cual ha venido presentando disminución dentro del presupuesto nacional. A pesar de esto, el sector ha venido creciendo anualmente los últimos dos años de 3% a 5% en general, impulsado por sectores privados, escuelas de música, universidades. La inestabilidad en Venezuela ha traído nuevos jugadores al mercado, tanto de instrumentos musicales como de audio, como son Allegro Musical, Mass Music, Audio Concept y AVcom. Igualmente la proyección de empresas internacionales, como Tropical Music, Audiomúsica e Import Music, ha hecho que el mercado sea mucho más competido y repartido entre todos los que ahora estamos en el sector.

En cuanto al audio, es un mercado más competido que el de instrumentos musicales, sin embargo hay empresas muy fuertes y que han hecho de éste un mercado muy importante para cualquier marca internacional. El auge de grandes proyectos en obras de auditorios y teatros, espectáculos con artistas internacionales, ha permitido que éste crezca continuamente. Empresas que han hecho un magnífico trabajo con sus marcas son Yamaki, Superaudio, Audio Concept, Soundlogics, AVcom, entre otras.

M&M: ¿Sería posible realizar alguna acción para que el mercado crezca y evolucione?
César: Pensamos que, en el tema de instrumentos musicales, falta más unión entre los mismos colegas. El poder estar agrupados en un gremio, permite exponer ideas, como intentar ponerle arancel cero a todos los instrumentos musicales, como pasa con los computadores y los libros. Actualmente en el Congreso de la República cursa un proyecto de ley para que la cátedra de música sea obligatoria en los grados de preescolar y básica primaria, liderado por un congresista, algunas entidades privadas y universidades. Toda acción que fomente la cultura siempre será beneficiosa al sector.

El fortalecimiento y apoyo a la industria nacional también puede generar un crecimiento importante. Actualmente en Colombia, se encuentran grandes productos fabricados por empresas nacionales, como son banda marcial (Musical Cedar), guitarras tanto en producción en línea (La Clásica, La Gran Española, etc.) como de luthier (Orlando Pimentel, Argemiro Cataño, entre otros), guitarras eléctricas (Tobón Guitars), contrabajos eléctricos (Corvann Basses), accesorios (Tension, Ozone), encordados (Concertina), amplificadores y pedales (Lovell, Magma Custom Amps).
Otro punto es el apoyo en la formación y capacitación por parte del Sena (Servicio Nacional de Aprendizaje) y la Fundación Salvi en la enseñanza en la construcción de instrumentos de arco, que se podría ampliar a otros instrumentos que permita la fabricación en Colombia.

LAS MARCAS

M&M: ¿Qué nos cuentas sobre las marcas con las que trabajan?
César: Actualmente nuestro portafolio es bien amplio, distribuimos y representamos exclusivamente algunas marcas importantes. Actualmente tenemos exclusividad de las siguientes marcas: Buffet Crampon y sus marcas, Jupiter, Majestic, DW, PDP, Gretsch, Laney, Suzuki, Jinbao, Eko, Magma, Gemini, y compartimos la distribución de Fender, Casio, Hohner, Roland, LP, Zildjian, Sabian, Meinl, D’addario, Evans, Jackson, Remo, Cremona, Ernie Ball, Elixir, Orange, Alhambra y Zoom, entre otras,

Para nuestra empresa, las marcas que mayor crecimiento han tenido en el ultimo año son Casio, Buffet, Fender, Jupiter, Majestic, Zildjian y Hohner.

M&M: ¿Qué necesidades y demandas están presentando los usuarios locales?
César: Todo es moda y actualmente el ukelele es el producto más solicitado y vendido en nuestros puntos de venta. Sin embargo, los accesorios son líderes en el día a día de los puntos de venta, los encordados, púas, correas, bases para todo tipo de instrumento, guitarras acústicas y electroacústicas, tanto económicas fabricadas en Colombia como las importadas. Los pianos digitales de tecla pesada se están vendiendo muy bien. En el canal institucional se venden muy bien las cañas, aceites, kits de limpieza, boquillas para todo tipo de instrumentos, instrumentos de cuerda frotada e instrumentos de viento.

M&M: ¿Las ventas online han crecido o los clientes tienden a ir personalmente a las tiendas?
César: Pienso que la oferta de tiendas online ha crecido mucho. Con la experiencia que he tenido en estos años con www.themusic-site.com, aún falta mucho para que la de-manda se consolide y sea continúa. Los clientes aún dudan de las transacciones online, prefieren muchas veces consultar la página e ir a la tienda física, ver y comprar inmediatamente. Se generan muchas ventas directas online pero son más las que se generan offline. Todas las acciones que se generan para venta directa online funcionan muy bien como son el Cyber-Lunes y el Black Friday, que se convierten en una semana de promociones en la red. Acá se dinamizan mucho todos los sitios online, no sólo nuestro sector sino todos los que tenemos dicho canal. Estoy convencido de que, por lo menos dentro de 5 años o menos, el negocio online en nuestro sector va a ser muy importante, como lo es en un contexto y culturas diferentes en Europa y Estados Unidos, con sitios como Thomman y Sweetwater.

M&M: ¿Cómo será el futuro de Musical Cedar?
César: 2019 está siendo un año de transición, reorganización y generación de nuevos objetivos. Primero, estamos definiendo el tema de producción, evaluando qué es mejor para la empresa, si volver a montar la planta, comprar en el mercado nacional a otros fabricantes o importar de Oriente los productos con nuestra marca. Segundo, estamos fortaleciendo los diferentes canales que atendemos, reforzando nuestros puntos de venta con nuevas marcas y productos, fortaleciendo nuestra tienda online. En el canal de distribución, perfeccionando el portafolio que permita ofrecer productos que tengamos continuamente y podamos dar buenos precios, haciendo fuerza a marcas como Fender, Casio, Jupiter, Jinbao, D’addario, Zoom.

Como objetivo a corto plazo, empezaremos a fortalecer y comercializar productos de audio, inicialmente muy enfocados al audio para home studio y a mediano plazo fortalecer el audio de instalación y corporativo.
Además, en un futuro esperamos poder sortear las diferentes dificultades del mercado, del entorno económico de nuestro país, y poder seguir siendo líderes en los diferentes canales en los que estamos actualmente y en los nuevos que estamos incursionando.

Pese a las dificultades de los últimos meses, seguimos convencidos de que, con la unión familiar y el soporte de todos nuestros colaboradores, saldremos con mucha más fuerza y ganas de seguir apoyando y ser aliados de la cultura musical en Colombia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios