11 formas de mejorar el montaje de monitores en tu estudio casero

11 formas de mejorar el montaje de monitores en tu estudio casero

por 01/06/2020

Has comprado las cajas correctas y las has colocado en los lugares correctos. Ahora llegó el momento de llevar tu monitoreo al siguiente nivel.

Hay mucho que considerar al configurar un par de monitores de estudio, más allá de los altavoces y su posicionamiento básico.

En esta guía, hemos reunido 11 consejos, técnicas e ideas comprobadas para que puedas trabajar, con el objetivo final de optimizar la precisión de lo que escuchas en tus sesiones de mezcla y masterización.

1. Usa un segundo par

Cambiar entre diferentes pares de altavoces puede ser a la vez revelador y confuso, y ciertamente no te recomendamos que pases todo el día yendo de uno al otro. Pero tener otro par de monitores a mano puede dar una perspectiva diferente, arrojando una nueva luz sobre una mezcla cada cierto tiempo.

2. Niveles de monitoreo

Es fácil culpar a nuestro equipo o espacio por no entregar el resultado deseado, pero nuestro propio comportamiento es a menudo el culpable. Mantén tu nivel de monitoreo razonable y consistente la mayor parte del tiempo, pero no olvides verificar la mezcla a niveles bajos, particularmente útil cuando intentes ajustar el balance de los instrumentos principales y las voces, y a niveles altos, para escuchar cómo tu pista suena a una escala mucho mayor.

Además, para tener una verdadera perspectiva de «club» sobre la mezcla, intenta subir el nivel maestro inmediatamente, ¡y luego escucha desde otra habitación de tu casa!

3. Modo de cálculo

Utiliza el software de cálculo en modo de sala para establecer qué frecuencias podrían ser problemáticas en tu espacio específico. Ingresa las dimensiones de tu habitación y la calculadora enumerará las frecuencias que deberían ser problemáticas y qué tan fuertes serán esos modos. Incluso si no puedes resolver estos problemas por completo, al menos sabrás qué frecuencias buscar.

4. Referencia en un dispositivo pequeño

A los ingenieros de mezclas profesionales les gusta verificar sus pistas en pequeños monitores de estilo de radio como Auratones (también conocido como «Horrortones») para asegurarse de que la mezcla se traduzca correctamente en sistemas más pequeños. Como las tablets y los teléfonos inteligentes son ahora los principales dispositivos de reproducción para muchas personas, asegúrate de que tu mezcla suene bien – ¡no, genial! – ¡en parlantes y monitores pequeños!

5. Obtén un plugin de corrección de sala

Si estás en un estudio particularmente complicado, como una habitación pequeña y cuadrada o un espacio en forma de L, podría valer la pena invertir en un plugin de corrección de sala. Opciones como ARC 3 de IK Multimedia y Sonarworks Reference Speaker se venden como kits completos que incluyen un micrófono de calibración adecuado, por lo que no puedes equivocarte.

 

 

6. Ten en cuenta el “comb filtering” del escritorio

La mayoría de nosotros no tenemos un espacio abierto frente a nuestros monitores, y en el mejor de los casos habrá un escritorio despejado. Esto crea reflexiones adicionales y más picos y espacios potenciales en la posición de escucha. Una solución es elevar ligeramente los monitores; inclusive 10 cm pueden ser útiles.

7. Medidas extremas

Si has seguido nuestros consejos sobre cómo configurar tu posición de escucha, deberías buscar una cinta métrica y, de hecho, mapearla. No olvides incluir también la medición de techo a piso.

8. Muebles como tratamiento de sala

Si vacías tu habitación para tratarla desde cero con paneles y trampas para graves, habrás creado un espacio sorprendentemente reverberante. Los muebles, las alfombras y las cortinas absorben el sonido, y los estantes ayudan a difundir el sonido. A menudo es mejor dejarlos en la habitación y agregar paneles para ajustar las cosas.

9. Construye tus propios paneles

Si tienes tiempo libre, construir paneles básicos de banda ancha y trampas para graves es bastante sencillo y utiliza materiales de construcción ampliamente disponibles. El método preferido es la lana de roca dentro de un marco básico cubierto de tela transparente al sonido. Opta por lana de roca más densa (80 o 100 kg/m3), ya que es bastante rígida, por lo que tu marco puede ser más liviano.

10. Checa tu sala

Aunque las dimensiones de la sala pueden revelar los modos teóricos, poner a prueba el espacio revelará su comportamiento real. Room EQ Wizard es una aplicación para Mac y PC, y todo lo que necesitas agregar es un micrófono omnidireccional. Las gráficas resultantes de frecuencia, cascada y curva de energía/tiempo se pueden usar para evaluar problemas.

 

Ventana principal – REW

11. Obtén un medidor SPL

Monitorear durante largos períodos a niveles altos es contraproducente para el juicio de mezcla y balance, y daña tu audición. Ahora hay muchas aplicaciones capaces de medir los niveles de sonido (SPL) de manera bastante competente. En algunos países, el nivel de trabajo recomendado es de 85 dB SPL o menos en tus oídos, aunque creemos que la exposición continua a este nivel es bastante agotadora.

 

Publicado por Computer Music en el sitio MusicRadar.

Traducción y adaptación de texto: Música & Mercado

image